Ímpetu demográfico

El ímpetu demográfico se refiere a la tendencia de una población de continuar su crecimiento después de alcanzar su fecundidad a nivel de reemplazo. Es posible que una población que haya alcanzado la fecundidad a nivel de reemplazo, o que esté por debajo del mismo, continúe creciendo durante varias décadas debido a que la fecundidad alta en el pasado conduce a una gran concentración de personas en las edades más tempranas. El total de nacimientos continúa excediendo el total de muertes a medida que estos jóvenes se convierten en padres. Pero eventualmente este grupo grande envejece y las muertes aumentan hasta alcanzar o sobrepasar el número de nacimientos. Por lo tanto, es posible que tome dos o tres generaciones (de 50 a 70 años) antes de que cada nuevo nacimiento se vea compensado por una muerte dentro de la población.